martes, 26 de julio de 2011

y extravío

ahora que una mariposa negra estaba lejos de ti
un gesto redondo  corrió una red de azúcar:
mi partida
caminaba en ella la mariquita la abeja y el tábano
hacia tu cara
moví mi mano dulcemente y cayeron como piedras
colores que una luz radiante le dieron a tu cara
como nunca había visto en tus ojos cuando me mirabas
y tuve un  desgarro en los labios una canción alegre
todos los caminos y flores inclinadas y llamadores
de ángeles, y extravió sereno y triste

No hay comentarios:

Publicar un comentario